Las 5 “A” de los deberes

La cantidad y calidad de las actividades que mandamos para casa a nuestro alumnado se ha convertido, sin ánimo de ser exagerados, en un asunto de estado. Nuestra consejería de educación se ha puesto manos a la obra y pide a los centros una regulación de los deberes que deberá ser incluida en los correspondientes Proyectos Educativos de centro, como parte de la metodología general de la concreción del currículo.

El debate está ahora en los órganos de decisión y, en última instancia, en la valoración global del claustro.

Estas Tareas Escolares para el Hogar, definición regulada en la Circular de Inicio de Curso actual, deberían tener unas “características deseables”:

Accesibles para todo el alumnado, es decir, que exijan unos recursos y circunstancias de desarrollo a las que todos puedan acceder.

Autónomas, es decir, para ser realizadas por el alumnado sin que sea precisa la ayuda de terceras personas.

Avanzando desde el refuerzo a lo trabajado en clase más típico de las primeras etapas, a la paulatina entrada de los trabajos de investigación.

Abarcables, con un volumen total ajustado a la edad y que evite la inequidad educativa.

Apoyadas con un trabajo de aula que favorezca su revisión.

Bibliografía: Circular de Inicio de Curso 2017/18 @educastur 

2018-01-24T13:51:28+00:00 enero 24th, 2018|Actualidad, Didáctica|0 Comments

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies