Comparte

El pasado 12 de marzo se publicó en BOPA la Resolución de 1 de marzo de 2024, de la Consejería de Educación, por la que se regulan aspectos de la ordenación académica de las enseñanzas de la Educación Infantil y de la evaluación del aprendizaje del alumnado. Un texto que complementa algunos aspectos del propio Decreto asturiano de la etapa (Decreto 56/2022, de 5 de agosto, por el que se regula la ordenación y se establece el currículo de la Educación Infantil en el Principado de Asturias.).
Sus principales novedades, como en su preámbulo anuncian, se centran en aspectos concernientes al acceso e incorporación del alumnado, al período de adaptación para dicha incorporación, a las medidas de atención a las diferencias individuales, estableciendo procedimientos para flexibilizar la permanencia o la duración de la etapa para las niñas y los niños que presenten necesidades educativas especiales o altas capacidades, así como para quienes presenten prematuridad extrema en su nacimiento. Todo ello complementado con una regulación de la evaluación complementando lo citado en el Decreto.
A nivel de oposiciones son matices para tener en cuenta y que veremos en las aulas donde cabe prestar atención, entre otros, al periodo de adaptación o la flexibilización de la etapa desarrollando el caso de la prematuridad ya especificado en el citado decreto en la disposición adicional tercera.