Comparte

Una vez publicado el Real Decreto de evaluación (984/2021, de 16 de noviembre), la consejera de educación -según publica hoy Educastur- ha iniciado una ronda reuniones con los equipos de los centros para el desarrollo de nuestra propia norma en el Principado.

Urge, en este campo, la delimitación de las vías de promoción y titulación así como la desaparición de las pruebas extraordinarias en la ESO -novedad de la norma- que deben aplicarse en el presente curso académico y que conllevará a una posible modificación de las Programaciones en los centros.

Otros pilares que potencia el nuevo marco es la participación de las familias en el progreso de sus hijos/as, la evaluación objetiva y, hasta el desarrollo curricular LOMLOE, el carácter orientador de los estándares, algo que en Asturias nunca ha supuesto una dificultad ya que el desarrollo en cada uno de los niveles no tenía como complemento de referente de aprendizaje a este elemento curricular sino, como es sabido, a los indicadores.

Vía: